viernes, 11 de junio de 2010

Argentinidad

Sócrates: - Veo que se puso la camiseta de Argentina, y con el mundialito y todo...
Zoilo: - Sí, la tenía guardada desde el 78, todavía sirve, los colores son los mismos...
Sócrates: -Pero la veo medio renegrida...¿En que cajón la tenía guardada?
Zoilo: -En ninguno...la usaba para tapar la ventanita de atrás del horno... por eso esta tan tiznada.
Sócrates: Aun así le queda muy bien la camiseta, usted es la imagen de la argentinidad...
Zoilo: -Sí, pero no quiero ser la imagen nomás, quiero ser la escencia, así que vaya a la heladera y me trae dos litros de tinto.
Sócrates: -¿Ya se va a poner a tomar?
Zoilo: - Sí, quiero ser argentino por afuera y por adentro...y que se note que soy santiagueño también...¡Sangre adentro con el vino!

1 comentario:

Antonio dijo...

Buen texto. Me quedé pensando si la Argentinidad no es otra cosa que un anhelo irredento. Me gusta tu estilo.