viernes, 16 de julio de 2010

Desde La Madre Patria...

El pájaro kakuy, enraizado, despliega sus alas sin poder volar, con la cruz entre ambas. Está como entre los dos ladrones, dos sicarios zelotes en la realidad. A un lado suyo, el brote que engorda a su costa; el otro sicario, el genio que lo tortura. Sólo su grito es libre en esa noche que habita.

COmentario de Angel Samperio sobre una ilustración de El Kakuy..."Solo su grito es libre en la noche que habita". Resumen tambien de un Santiago que comienza a despertarse y a crecer, amparado en la Pacha Mama, En San Francisco Solano, en los espiritus de nuestros ancestros...

No hay comentarios: